Ley de Inmuebles Urbanos

Para el presidente Hugo Chávez, los enormes cinturones de pobreza que rodean las ciudades de Venezuela son herencia de décadas de capitalismo salvaje, que condenó a millones a vivir hacinados en diminutas casas de ladrillo y zinc sobre inestables cerros de intrincado acceso. Decidido a romper con esa "maldición", el militar retirado volvió prometer eufórico que no se detendría hasta acabar con la miseria de los barrios, mientras derribaba endebles "ranchos" con una excavadora durante la presentación el mes pasado de su último proyecto para mejorar viviendas pobres.

Pero, frente a la voluntad del mandatario socialista se interponen el débil récord de ejecución gubernamental en materia de construcción pública y el creciente temor de los empresarios privados a invertir ante nuevas leyes que apuntan a una mayor regulación en el sector vivienda.

La nueva Ley de Inmuebles Urbanos, lista para su promulgación, da preferencia al Estado en las listas de compra de viviendas y suelos, y permitiría a organizaciones comunales ocupar edificaciones o terrenos vacíos y pedir su expropiación.  seguir leyendo »